Cuidados de la perra en su parto

El nacimiento de una nueva camada de perritos nos colma de alegría, aprender a diferenciarlos, colocarles nombres y apodos, todo es felicidad…

Pero no debemos olvidarnos, ni por un momento de la madre, quien ha pasado por un momento de gran esfuerzo y puede aún no estar a salvo completamente.El transcurso normal del puerperio debe ser debidamente vigilado, el comportamiento de la perra también, quien será la primera en evidenciar y dar muestra de alarma si algo no anda bien.

 

La eliminación de sangre y coágulos vía vaginal es totalmente normal hasta 15 días después del parto,  si esto se prolongara en el tiempo será  necesario llamar al veterinario y, seguramente, tomar una muestra de la pérdida para analizarla.

Es conveniente dejar cerca de la madre el alimento y sobretodo, mucha agua, ya que será reacia a dejar el paridero durante la primera semana, salvo para hacer sus necesidades, y es muy importante que se alimente e hidrate.

Si la perra está nerviosa, sale continuamente del paridero y no se está quieta puede ser que tenga aún un cachorro dentro, si por el contrario se la ve triste es también señal de que no se siente bien, y puede ser que tenga fiebre o parte de la placenta sin expulsar.

Si la perra se encuentra decaída e inapetente es necesario llamar al veterinario, ya que puede deberse a alguna infección post parto.

Estar atento a los cambios en el comportamiento de nuestro Pastor Alemán es muy útil y necesario, ya que nos anuncian si se encuentra todo bien o no.